Publicado el 30 mayo, 2020 a las 10:43 am / Destacamos / Noticias / 124 lecturas

Lanzan equipo compacto para controlar velocidad, arranque y paro de motores de mediano voltaje

Por: Patricio Espergel

La derivación automática de las celdas de alimentación eléctrica ayuda a reducir al mínimo el tiempo improductivo de sus aplicaciones críticas, lo cual es fundamentalen industrias como las del petróleo y el gas o la minería.

 

 

El variador de frecuencia de media tensión PowerFlex® 6000 de Allen-Bradley, ya está disponible en una versión más compacta, que permitirá ahorrar espacio valioso en las plantas industriales. Este tipo de equipos es ideal para aplicaciones de par constante y variable, readaptadas o nuevas y el nuevo diseño que presenta Rockwell Automation, la empresa más grande del mundo dedicada a la automatización e información industrial, funciona de manera óptima, en un espacio reducido.

 

La nueva versión de la máquina permite a los usuarios recibir el variador en el equipo con bobinados secundarios ya conectados, reduciendo el tiempo de puesta en marcha. Además, no se requiere un acceso posterior, lo que hace que el mantenimiento sea más fácil y menos peligroso. Al igual que todos los variadores de frecuencia PowerFlex® 6000, este modelo tiene capacidades de transferencia síncrona, lo que permite a los usuarios operar un motor continuamente, con un control de velocidad variable o arrancar y sincronizar múltiples motores usando solo un variador.

El nuevo modelo que ofrece Rockwell Automation trae las mismas prestaciones que el modelo anterior, pero en tres tamaños de marco más pequeños. Ayuda a cumplir o superar las expectativas técnicas y mejorar la seguridad del personal. El variador está disponible en configuraciones que van desde 2.4 a 4.16 kV y de 0 a 215 A.