Publicado el 31 julio, 2020 a las 12:35 pm / Destacamos / Noticias / 131 lecturas

Lanzamiento del piloto de Modernización y Revalorización de las panaderías de la Provincia de Concepción “El pan está arraigado a nuestra cultura y no hay variedades parecidas en el mundo”

Por: Patricio Espergel

“La panadería chilena proviene del mestizaje entre los inmigrantes españoles y el pueblo mapuche, que, con el tiempo, adaptó nuevas tecnologías y sistemas de trabajo que permitieron hacerlo único en el mundo”, dijo Cynthia Morales Durán, académica de la escuela internacional Artebianca, durante la ceremonia de lanzamiento del piloto “Modernización y Revalorización de las panaderías Tradicionales” de la Universidad San Sebastián. La iniciativa, ejecutada por un equipo multidisciplinario de académicos de la USS, es financiada por el Gobierno Regional del Biobío, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC-R).

Es tal la relevancia del pan en la idiosincrasia nacional que Chile está dentro de los tres mayores consumidores de pan per cápita del planeta, junto con Turquía y Alemania. “El 70% de nuestro consumo está concentrado en la marraqueta, también conocida como pan francés o pan batido, y la hallulla. El pan está arraigado en nuestra cultura y no hay variedades parecidas en el mundo”, aseguró Morales. “Tenemos que destacar la labor artesanal del panadero y que el pan en sí mismo es saludable al igual que sus procesos de fabricación, los cuales no contaminan y son un aporte a la comunidad”, agregó la expositora, también jefa de capacitación de empresas Maquipan.

En la ceremonia se consideró un saludo del intendente de la Región del Biobío, Sergio Giacaman García, quien se refirió a lo importante que es la industria panadera para la vida de las personas. “Creemos que el pan tiene que adaptarse al siglo XXI. Agradezco a la USS y a todos los profesionales involucrados en tratar de innovar las panaderías para adaptarlas al plan de descontaminación”, expresó la autoridad regional.

Francisco Flores Soto, vicerrector de Universidad San Sebastián sede Concepción, destacó el compromiso de la USS y del Gobierno Regional, por potenciar las panaderías tradicionales de nuestra provincia. “Esta iniciativa pone en valor el trabajo artesanal que ellas realizan, mediante la entrega de herramientas para la gestión de negocios y modernización de su infraestructura. A la vez que se busca convertirlas en una industria sustentable y posicionarlas competitivamente, pues sabemos la relevancia de estos históricos negocios, que día a día ponen sobre nuestra mesa el tradicional e imprescindible fruto de su labor”.

Proyecto panadero

“Hoy trabajamos con 20 panaderías tradicionales de la Provincia de Concepción, a las cuales se les está apoyando en aspectos de gestión empresarial, nutrición y patrimonio. Asimismo, estamos trabajando en la eficiencia energética y control de las emisiones de los hornos con el fin de asegurar su funcionamiento y actualizarlos a los estándares del Plan de Descontaminación del Gran Concepción”, indicó Christian Canales Valenzuela, director del Proyecto y académico de la Facultad de Ingeniería y Tecnología USS.

Uno de los beneficiarios, Leslie Schüssler Johannsen, jefe de Producción de la Panificadora Dresden de San Pedro de la Paz, valoró la iniciativa que busca hacer la tradición de los hornos más amigable con el medio ambiente. “Si bien el horno chileno trabaja con leña y no contamina el producto como lo hace el carbón, queremos con este proyecto evaluar cambiarnos al pellet para producir menos contaminación”, aseguró.

Otro de los aspectos que tiene contemplado el proyecto es hacer un análisis nutricional de varios productos panaderos para así, proponer procesos innovadores que contribuyan a la alimentación saludable y mejoren los hábitos y conductas de consumo de la población.