Publicado el 10 agosto, 2021 a las 11:51 am / Destacamos / Noticias / 143 lecturas

FAMILIA DE SUBINSPECTORA VALERIA VIVANCO CULPA A LA PDI: “HICIERON UN PACTO DE SILENCIO”

Por: Patricio Espergel

Se realizó este lunes la reconstitución de la escena del homicidio de la joven subinspectora de la Policía de Investigaciones Valeria Vivanco, asesinada en una confusa emboscada en medio de un procedimiento policial el pasado 13 de junio, en los límites de las comunas de La Granja y La Pintana.

La actividad -que duró cerca de 10 horas- se desarrolló en la intersección de Las Parcelas con Santo Tomás y contó con los tres detectives suspendidos presuntamente por su vinculación con el crimen, además de los dos imputados civiles a quienes se les atribuyó en una primera instancia el homicidio.

Después del procedimiento, la familia de la oficial fallecida cargó contra de la PDI, acusando a la institución de establecer “un pacto de silencio” y de ocultar información respecto a la muerte de la subinspectora.

El padre de la detective, Miguel, aseguró que en la PDI “han entorpecido la investigación, la demoraron (…) Nuestra pena en este minuto es con la institución, sea quien sea, los superiores o colegas tienen que pagar por esto (…) Esos dos jóvenes que están presos son inocentes“.

Mientras, la hermana de la fallecida, Daniela Vivanco, remarcó: “Esa institución es una mierda. Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias para esclarecer todo. Nos quitaron a una niña buena de adentro, ella no se merecía esto, ellos hicieron un pacto de silencio. Con esta pericia nos estamos dando cuenta de las grandes contradicciones que tuvo la investigación”.

“El SML no nos ha dado ninguna ficha de la muerte de mi hermana. Todos se equivocaron y son la Policía de Investigaciones. Nos ocultaron información. Que se pudran. Uno de los oficiales llegó de terno, de cuello y corbata. Así se disfrazan, pero nosotros tenemos más información que le daremos a nuestros abogados. No habíamos querido hablar para no entorpecer esta investigación”, añadió la mujer, dejando entrever nuevos antecedentes que no han sido revelados.

“Todos hablaron, nosotros no, por respeto y por el bajo perfil nuestro. Ver a esos desgraciados mentir ha sido complicado para nosotros y que no les quepa duda que vamos a seguir con esto, por todos esos chicos de la PDI, con vocación y convicciones. Lo ocultaron, no sé con qué intención, pero nosotros no vamos a quedarnos callados, lo vamos a decir todo”, sentenció.

Por su parte, la madre de Valeria, Jacqueline Caru, emplazó al exdirector de la PDI: “Quiero decirle a Héctor Espinosa: ‘Me quitaron a mi hija’. Yo les entregué una hija viva y me entregaron una hija muerta. Soy la madre de ella. Yo quería saber del último respiro de mi hija y nunca me dijeron. Y 40 o 50 días después me entero en la reconstitución de escena que había una señora que iba en el auto y que ayudó a mi hija en el auto. Esto es una gran mentira de la PDI. Que el señor Espinosa nos dé la cara”.

Finalmente, el abogado de la familia, Alfredo Morgado, remarcó que en la reconstrucción de la escena , “todos negaron participación, nadie fue el autor del disparo, pero obviamente serán las pericias emanadas del Labocar, más otros antecedentes que obran ya en la carpeta investigativa, y otros antecedentes que deben emanar desde el FBI, más lo que se recabe del Ministerio Público, más los antecedentes que pueda aportar la familia, lo que va a poder establecer y dilucidar toda la verdad”.

“En esta reconstitución de escena vimos versiones tan divergentes unas de otras, como que hubiesen estado en lugares diferentes. Tiempo, lugar, todo se contradijeron (…) como familia estamos pidiendo copia de todos los antecedentes”, añadió el jurista, quien adelantó que buscarán justicia “caiga quien caiga”.