Publicado el 27 junio, 2024 a las 10:36 am / Breves / Destacamos / Noticias / 79 lecturas

LANZAN PILOTO DE AISLACION TÉRMICA DE CASAS PARA VECINOS DE CORONEL

Por: Prensa Radio Patagual

El proyecto integra capacitación para 60 vecinos y la intervención de 10 viviendas, en las que se reducirá hasta un 55% del consumo energético.  La iniciativa – “Abrigando mi casa” – fue encomendada por la empresa Colbún a la Facultad de Ingeniería de la UdeC y busca contribuir con la reducción de contaminación por leña en la comuna.

 

Casas más calentitas con menos leña, menor contaminación y mayor calidad de vida familiar. Estas son algunas de las variables en la virtuosa ecuación de un estudio encomendado por la empresa Colbún al Instituto de Investigaciones Tecnológicas de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción.  La ejecución de “Abrigando mi casa”, incluye un proyecto piloto para capacitar a vecinos coronelinos en temáticas de eficiencia energética (uso, consumo, ahorro) y mejorar la aislación térmica de 10 viviendas del sector Lagunillas 1.

Para Javier Piedra Fierro, docente del departamento de Ingeniería Mecánica e investigador a cargo de la iniciativa, este es un proyecto que combina el esfuerzo de la academia y la empresa en beneficio de la comunidad. “Hemos identificado que la medida más costo-eficiente para lograr eficiencia energética en las viviendas es la aislación de techos y el sellado de infiltraciones, lo que permite invertir la menor cantidad de dinero posible para obtener el mayor ahorro energético”, explica.

El académico detalla que para una vivienda tipo de 1 piso, la demanda energética sin aislación es de 240 kWh/m² (kilovatios hora por metro cuadrado útil) por año, mientras que con aislación podría pasar a una demanda de 109 kWh/m² por año, lo que equivale a un ahorro energético cercano al 55%. En el caso de las viviendas de 2 pisos, el mismo estudio evidencia que podría pasar de una demanda de 221 kWh/m² al año, a 132 kWh/m² al año, representando una disminución aproximada de 40%.

Este enfoque no solo permite reducir el consumo de leña, sino también disminuir la cantidad de material particulado que se libera en el aire, contribuyendo a un ambiente más limpio y saludable. Piedra Fierro precisa: “Medimos el consumo de leña antes y después de la implementación de las medidas para calcular los ahorros y la reducción de emisiones contaminantes. También evaluamos el incremento de la temperatura interna de las viviendas, lo que genera una sensación de confort y tiene un impacto positivo en la salud y calidad de vida de las familias, que pasan más tiempo juntas cuando están en un ambiente cálido y agradable”.

 

Calor para la vida familiar

La comunidad recibió el proyecto con entusiasmo. Sandra Toledo, presidenta de la Junta de Vecinos de Lagunillas 1, valoró el estudio desarrollado por Colbún con la UdeC, que considera será de gran ayuda para su sector. “No solo por las 10 casas con las que trabajarán, sino también por los consejos prácticos que nos están entregando y que nos permitirán mantener mejor la calefacción en nuestros hogares”, comentó.

Valeria Gatica, especialista senior de asuntos públicos de Colbún, subrayó la relevancia de estos estudios para la empresa: “Desde hace mucho tiempo estamos preocupados por obtener datos fidedignos sobre material particulado y eficiencia energética. El año pasado hicimos un piloto en esta comunidad y queríamos replicarlo con foco en mejorar el confort térmico de las viviendas, reduciendo el consumo de leña y disminuyendo el material particulado”.

Julián Perret, subgerente de Asuntos Públicos Centrales de Generación de Colbún, recordó que el 60% de la contaminación visible se debe a la calefacción domiciliaria, lo que los ha impulsado a seguir desarrollando proyectos para reducir las emisiones que se generan por esta vía. En ese contexto, destacó el éxito de un proyecto que desarrollaron hace tres años, cuando instalaron equipos en los calefactores a leña de 50 casas para reducir significativamente la cantidad de humo y emisiones.

“Esta vez estamos realizando un proyecto similar con la UdeC y la junta vecinal de Lagunillas 1 para mejorar la aislación de las casas, reducir su consumo de leña y disminuir su impacto en el medio ambiente. Pero además este proyecto apunta a algo muy bonito: mejorar el confort térmico de las viviendas se traduce en casas más calentitas, mejor calidad de vida y espacios más agradables para la convivencia familiar”, concluye.