Publicado el 12 mayo, 2020 a las 2:06 pm / Destacamos / Noticias / 237 lecturas

“MANOS LOCALES” CONFECCIONAN MASCARILLAS REUTILIZABLES PARA PREVENIR EL CORONAVIRUS

Por: Patricio Espergel

 

Son 60 familias de las localidades de Laraquete y El Pinar, en la comuna de Arauco, que podrán generar un ingreso adicional y, a la vez, aportar con elementos de prevención y seguridad contra el Covid 19, gracias a un proyecto de valor compartido impulsado por ARAUCO.

Como una forma de cubrir la necesidad de contar con elementos de protección para los trabajadores y aportar a la generación de ingresos a familias de la comuna de Arauco, surge el proyecto “Manos locales”.

 

Se trata de una iniciativa que agrupa a 60 mujeres, principalmente de las localidades de Laraquete y El Pinar, quienes en sus hogares confeccionan mascarillas reutilizables, anti fluído y ajustables, utilizando la tela Resistex – UVB, un material recomendado por las autoridades sanitarias y con un alto estándar de protección.

 

“Esta crisis nos ha permitido generar capacidades distintas e impulsar ideas innovadoras y, en esta línea, ‘Manos Locales’ permitirá aportar un ingreso a las familias que serán parte de esta iniciativa, al tiempo que cubrirá en parte la necesidad de trabajadores forestales y de las plantas industriales de contar con este importante insumo sanitario, en el marco de las acciones de prevención de la pandemia del Covid 19”, explica Pamela Molina, jefa de Asuntos Públicos de ARAUCO.

 

El proyecto “Manos Locales” considera la compra a proveedores de la zona de los materiales para la fabricación casera de mascarillas reutilizables, que son entregados a costureras de la comuna, recibiendo un pago por mascarilla fabricada. De esta forma se contribuye al empleo local y, además, a la generación de un elemento de protección requerido por trabajadores y la propia comunidad. 

 

Control de calidad

Todo el proceso de confección de las mascarillas, que fue validado por la Seremi de Salud del Bío Bío, es supervisado por parte de ARAUCO y cuenta con un estricto control de calidad, que permite asegurar a los compradores que el producto adquirido cumple con los estándares sanitarios exigidos.

 

Raquel Arévalo, vive en la localidad de El Pinar y asegura que “esto nos va a servir de harto en este tiempo, así que ojalá nos sigan mandando a hacer más mascarillas para tener una entrada de ingresos para la casa”.

 

Su vecina Sandra Sotomayor coincide y agrega que esta experiencia “me sirve mucho para poder recrear la mente y mantenerme en movimiento. Además, es una ayuda para toda la comunidad y también para los trabajadores a los que va a llegar este producto”.

 

Por su parte, Viviana Fierro, de Laraquete, comenta que “me ha parecido bastante interesante, sobre todo porque se ponen a prueba nuestras habilidades como modistas o costureras, debido al tiempo que tenemos para producir la cantidad de mascarillas que nos piden”.

 

Por ahora, ya hay una primera compra comprometida de 18.000 mascarillas, que serán destinadas a trabajadores forestales y del complejo industrial Horcones.

 

Información y ventas “Manos Locales”: pamela.molina@arauco.com / +569 74890461

 

Antecedentes del proyecto:

  • Todo el proceso es completamente local, desde la compra de los insumos hasta la fabricación y empaque de las mascarillas.
  • Este proyecto permite dinamizar la economía local, gracias a una red de 60 mujeres de la comuna de Arauco, principalmente de las localidades de Laraquete y el Pinar.
  • El Proyecto fue presentado a la Seremi de Salud, quienes validaron los materiales y el procedimiento de fabricación.
  • Ante cuestionamientos de la OMS respecto al uso de algodón, se prefirió utiliza la tela Resistex – UVB, que es anti fluidos y lavable.
  • La mascarilla fabricada es reutilizable.
  • Para mayor comodidad, las mascarillas son ajustables.
  • Se incluye un instructivo para la fabricación, con un protocolo de lavado de manos, uso de guantes y mascarilla durante la fabricación. De igual modo, además de la tela y elementos de confección (hilos, pasadores, etc), se entregaron elementos de protección personal para facilitar el trabajo de las costureras.
  • El proceso de confección considera seguimiento y control de calidad.